| Eagora

Sign In

Filosofía sostenible en tiempos de desarraigo: por una vuelta a la tierra originaria como promesa de futuro a los Otros venideros.

Español

87 visits

thumb_up_off_alt

Main author information

Elisa Fernandez Bascones (Spain)
Universidad de Sevilla (Spain) 7697
Soy Graduada en Filosofía , Máster en Filosofía Moderna, Máster en Formación del profesorado de educación secundaria obligatoria, bachillerato y enseñanza de idiomas y doctoranda del Doctorado en Filosofía (US). Actualmente soy profesora contratada como personal docente investigador en la Facultad de Filosofía (US).
Scientific production

Event
GKA SOCIAL 2022:     10th International Conference on Social Sciences
07/14/2022

Keywords
futuro arraigo desarraigo proximidad Otro

Abstract

Nuestro objetivo será reflexionar en torno a la idea de arraigo acudiendo a autores tan relevantes como Heidegger o P. Sloterdijk. En Serenidad, Heidegger comenta la frase “somos plantas que deben salir con las raíces de la tierra para poder florecer en el éter y dar frutos” (P. Hebel): el sentido de la existencia humana necesita la profundidad de la tierra, el arraigo. La esencia del desarraigo radica en el hecho de volverse extraño a la tierra natal. Vamos a reflexionar acerca de la técnica como posible causa de desarraigo actual. El “hechizo de la técnica” emerge como factor de desarraigo en la medida en que los instrumentos técnicos “estimulan, asaltan y agitan al hombre”. El arraigo va a ir siendo definido como la posibilidad de ser próximo-a: próximo-a-uno-mismo, próximo-al-Otro, próximo-a-la-Tierra, próximo-al-futuro, próximo-a-la-muerte. Estas proximidades definen la relación del existente con su entorno. Un existente desarraigado es un existente que ha perdido la proximidad. Y esta proximidad podría ser recuperada en la medida en que seamos capaces de volver a encontrarnos con el sentido de las cosas. El triunfo actual de las relaciones meramente cuantitativas conlleva la muerte de la tierra, en tanto no se ha desarrollado hacia la posibilidad de un desarrollo sostenible. Los tiempos no solo son de penuria por la muerte de los dioses, sino porque los que no son dioses, los mortales, han olvidado su mortalidad. La ilusión de eternidad, del Yo y de la tierra, es el olvido de los Otros, no solo de los Otros que ya están con nosotros, sino de los Otros venideros. Si hay alguna posibilidad de volver a la tierra, de que la tierra vuelva a ser, pasa por que los hombres asuman de nuevo, por un lado, su condición de finitos, y por otro, la condición del Otro venidero.