Sign In

Identifier

Event

Language

Presentation type

Topic it belongs to

Subtopic it belongs to

Title of the presentation (use both uppercase and lowercase letters)

Presentation abstract

Ante la evidente problemática ambiental a escala global originada y complejizada por el capitalismo consumista y que esto afecta la calidad de vida de las comunidades que habitan los territorios (Ramírez, 2015) se ve la necesidad de trabajar alternativas ecológicas para el abordaje de diferentes fuentes contaminantes, como el uso de productos desechables para la higiene femenina, desde una perspectiva que resignifique y empodere a mujeres de una universidad pública. Teóricos como Prado, Doncel, Mosquera & Guarnizo (2020) y Sánchez (2016) afirman que una mujer utiliza entre 6.500 y 14.400 toallas desechables durante su vida, cifras que denotan un importante efecto ambiental, si, además se considera que una toalla se tarda en degradarse entre 600 y 800 años y que cada mujer por año puede desechar entre 63 y 144 kg de basura aproximadamente. La compra de esas cantidades de productos desechables, además, repercute en la afectación de la economía de las mujeres y perjudica principalmente a las mujeres con mayores condiciones de pobreza (Sánchez, 2016) una de las estrategias propuestas para la solución es el uso de elementos ecológicos como la copa menstrual (Arenas, Ramírez, González, Merlano, Palomino & Rueda, 2019) no siendo esta la única alternativa, ya que cada mujer puede elegir lo que mejor se adapte a sus necesidades. Se plantea abordar lo anterior bajo posturas críticas del modelo imperante y reconociendo que las luchas ambientales no únicamente son de carácter individual, si no que estas acciones deben estar acompañadas de procesos colectivos y visiones amplias de la problemática ambiental. Uno de los avances institucionales de la universidad contexto del estudio, es el planteamiento de la construcción de pensamiento propio alternativo que ubique a los seres humanos en la racionalidad para la vida (Sabogal, 2012) donde se reconozca la ecología de saberes y la interculturalidad.

Long abstract of your presentation

En las últimas décadas se han hecho más evidente las diversas problemáticas ambientales a nivel global, problemas no recientes ya que se ha venido gestando desde el siglo XX (Bravo, 2013) y que llevan a pensar políticas, acciones individuales y comunitarias para hacer frente a los tiempos de crisis ambiental. Las problemáticas ambientales son susceptibles de análisis desde diferentes perspectivas, enfoques y marcos teóricos, así como también, son parte de las noticias en la cotidianidad y de la reflexión de las comunidades que habitan el planeta (Santiago, 2009). 

Bravo (2013) menciona que las problemáticas ambientales de los países en desarrollo son causadas por el subdesarrollo y en los países industrializados como producto de la industrialización y el avance tecnológico y concluye que toda problemática ambiental afecta la calidad de vida de las comunidades que habitan los territorios (Ramírez, 2016). Por otro lado, existe una influencia del consumismo capitalista en la agudización de esta problemática, no hay capitalismo bueno y capitalismo malo, la lógica del capitalismo es la ganancia y ésta atenta contra la existencia de la vida en el planeta, para Amin (2009) la crisis actual no es una crisis financiera ni la suma de crisis sistemáticas a nivel energético, alimentario, ecológico, climático sino la crisis del mismo capitalismo bajo su principio de acumulación como sinónimo de crecimiento infinito lo que deriva en cáncer, en muerte, lo que sustenta la necesidad del cambio por un modelo de la vida que reconozca la multidimensionalidad del ser humano, no como ser de consumo únicamente, sino como ser social, político, afectivo, inteligente, lúdico, trascendente, biológico y natural (Sabogal, 2012).  

Por tanto, solo un cambio radical en la forma de organización social hará posible la sustentabilidad (Sabogal, 2012) y como ser natural, el ser humano necesita de un medio para vivir, en esta medida la respuesta a la crisis ambiental, es la construcción de un modo de vida alternativo que integre el pensamiento crítico occidental y los saberes ancestrales del sur que validan una nueva relación ser humano-medio ambiente. A nivel latinoamericano, es Ecuador quien marca un hito en la legislación universal al reconocer los derechos de la naturaleza y mencionar en su constitución a la Pacha mama, la convivencia en armonía con la naturaleza y el buen vivir (Bravo, 2013).  

Bajo este marco, es necesario analizar la profundización de la problemática ambiental, desde una lectura con enfoque de género, entendiendo a la asimilación de la naturaleza y la mujer, y que estas dos han sido sujetas al dominio del capitalismo y el patriarcado, al igual que la feminización de la lucha ambiental (Svampa, 2015) y el brote de lideresas ambientales asesinadas (Arriagada & Zambra, 2019), que ubique a las mujeres como seres activos, críticos y propositivos que contribuyen como colectivo a la solución del problema ambiental. Una de las problemáticas identificadas es precisamente la generada por los residuos desechables de los productos de higiene femenina para la menstruación. 

El sistema en el cual se está inmerso, ha ofrecido a través de los años diferentes productos, es así como por ejemplo hacia el año de 1900 se comercializaban ya con éxito algunas compresas y opciones para el uso menstrual, en la actualidad la oferta se centra en elementos femeninos con el objetivo adicional de generar rentabilidad económica, entre ellos los más utilizados son las toallas y tampones industriales (Felitti, 2016), elementos desechables para la atención de la menstruación caracterizado por el lucro que generan, en Estados Unidos por ejemplo, la venta de toallas y tampones asciende a 20 mil millones de unidades (Maloney, 2015, citado por Felitti, 2016). 

Mientras las ventas de los referidos productos aumentan, el incremento en el uso de materia prima y desechos es directamente proporcional, para la elaboración de los tampones y toallas se usa un 60% de pasta fluff proveniente del pino de los bosques tropicales, para el caso de Argentina, esto genera 3.380 millones de toallas y tampones desechados (Caballero y Sánchez, 2016), pero el problema no termina allí, ya que, el manejo de estos productos representa un riesgo para la salud y puede conllevar a la transmisión de hepatitis B y VIH.  

Según Prado, Doncel, Mosquera & Guarnizo (2020) una mujer utiliza entre 5 y 6 toallas y tampones por día, entre 25 y 30 al mes, entre 300 y 360 al año, es decir, entre 12.600-14.400 durante la vida fértil, cifra distinta a la otorgada por Sánchez (2016) quien refiere un número aproximado de 6.500, pero, de todas maneras, las cifras denotan un importante efecto ambiental, si, además se considera que una toalla se tarda en degradarse entre 600 y 800 años y que cada mujer por año puede desechar entre 63 y 144 kg de basura aproximadamente.   

Ahora bien, la compra de esas cantidades de productos desechables, adicionalmente repercute en la afectación de la economía de las mujeres y perjudica principalmente a las mujeres con mayores condiciones de pobreza (Sánchez, 2016), esto teniendo en cuenta que la pobreza y condiciones adversas afectan principalmente a las mujeres de América Latina, África y parte de Asia, para Latinoamérica el 47% de las mujeres rurales presenta una tasa de pobreza versus los hombres con un porcentaje del 43% (Azamar, 2019). Particularmente en Sudáfrica se estima la existencia de métodos artesanales y poco higiénicos para el manejo de la menstruación, es más, se asocia la llegada de la primera menstruación con la deserción escolar, debido a que las niñas pueden ausentarse hasta un 25% de las clases por problemas asociados a la menstruación y una de las estrategias propuestas para la solución es el uso de elementos ecológicos como la copa menstrual (Arenas, Ramírez, González, Merlano, Palomino & Rueda, 2019). 

A la luz de esta problemática, es necesario un cambio de racionalidad, pasar de una racionalidad del lucro que busque el incremento de las ventas de productos desechables femeninos, a una racional para la vida, donde se priorice la economía y el bienestar medioambiental ya que los recursos del planeta son limitados, al igual que las necesidades humanas (Sabogal, 2012), en esta lógica argumentativa, se recalca la importancia del cambio en los modos de vida, donde se priorice en primera medida el bienvivir de las mujeres en general y de las mujeres con condiciones de pobreza es particular, y en segunda medida, se tenga en cuenta la sustentabilidad, concepto que contempla lo finito, lo delimitado del planeta, la escasez de recursos, crecimiento de la población, producción limpia, contaminación y agotamiento de los recursos naturales.  

En esta necesidad de relacionarse de manera distinta con los recursos naturales y con la naturaleza misma, ubica a los seres humanos en la racionalidad para la vida (Sabogal, 2012), en este proceso es imperante el reconocimiento de la ecología de saberes y la interculturalidad (De Sousa Santos, 2013), es aquí donde se plantea el reconocimiento de diversas formas de las mujeres de relacionarse consigo mismas y con su menstruación, de reconocerse como seres cíclicos y vivenciar de manera distinta sus periodos mensuales, relación que implica necesariamente una armonía con la naturaleza. 

Un modo de vida alternativo, debe permear la cotidianidad de las personas y de las mujeres, que es el tema planteado en la presente investigación, desde sus acciones individuales, pero también colectivas, por ello en esta investigación se apuesta por las alternativas al uso de elementos higiénicos femeninos, se reconocen elementos como la copa menstrual y las toallas higiénicas elaboradas en tela y materiales reutilizables. 

La copa menstrual, según García (2018) no es un elemento nuevo, ya que su origen se remonta al año de 1937, pero es el las últimas décadas donde se ha venido tomando relevancia, actualmente se encuentra en el mercado copas elaboradas con silicona medica que no generan reacciones alérgicas ya que no poseen químicos, como su nombre lo indica, la copa menstrual es un objeto en forma de copa hecho a base de silicona medica que sirve como contenedor del fluido con un promedio de vida útil aproximado de 10 años, al ser reutilizable es una excelente alternativa al alcance de las mujeres que ha llevado al plano de lo femenino la ecología.  

Esta mirada ecológica de la menstruación, ha retomado fuerza en el movimiento feminista, que ha puesto en la agenda temas de salud sexual y reproductiva, feminicidios, violencia de género y garantías para el acceso a derechos, este también ha sido el ambiente propicio para resignificar los significados de la menstruación para las mujeres, así como también, la relación que establece cada una con su ciclo y su feminidad (Felitti, 2017). 

Una de las maneras de empoderar a las mujeres y mirar de manera positiva la menstruación, que históricamente, al igual que el género femenino han estado atravesados de connotaciones negativas, es a través de la perspectiva espiritual del sagrado femenino, que busca la resignificación por medio de elementos simbólicos a la mujer y al fluido con la esencia de la naturaleza y de la vida (Ramírez, 2016). 

A partir de los elementos mencionados, crisis del capitalismo, mujer, sustentabilidad y medio ambiente, se ha planteado la búsqueda de alternativas en la relación naturaleza- sociedad que reconozca la ética del cuidado o responsabilidad (Arriagada & Zambra, 2019) a través de la búsqueda y la incentivación de alternativas ecológicas para la higiene femenina por medio de la resignificación y el empoderamiento de las mujeres de una universidad pública de la ciudad de Pasto, Nariño, Colombia y que a su vez permita hacer frente al desarrollo neoliberal basado en el consumo y sobreexplotación permanente de la  naturaleza  como lo refiere Arriagada & Zambra (2019). 


Referencias  

Amin, S. (2009). La crisis. Ediciones de intervención cultural/el viejo. España. 

Arenas, C. Ramírez, G. González, L. Merlano, Palomino, D & Rueda, S. (2019). Aceptabilidad y seguridad de la copa menstrual: revisión sistemática de la literatura. Rev Colomb Obstet Ginecol [online]. 2020, vol.71, n.2, pp.163-177. ISSN 0034-7434.  https://doi.org/10.18597/rcog.3425. 

Arriagada, E & Zambra, A. (2019). Apuntes iniciales para la construcción de una Ecología Política Feminista de y desde Latinoamérica. Polis Revista Latinoamericana. 54. DOI: 10.32735/S0718-6568/2019-N54-1399 

Arriagada, E & Zambra, A. (2019). Género y conflictos socioambientales: una experiencia de investigación acccion participativa con mujeres dirigentes. Revista de Sociología, 34(1), 147-165. doi: 10.5354/0719-529X.2019.54270 

Azamar Alonso, Aleida (2019). Ecofeminismo: pobreza y ruralidad en México. Política y Cultura,  (51),83-102.[fecha de Consulta 12 de abril de 2022]. ISSN: 0188-7742. Disponible en:   https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=26760772005 

Bravo, E. (2013). La crisis ambiental y los derechos de la naturaleza: una visión desde la ecología política. https://www.redalyc.org/pdf/4760/476047401003.pdf 

Caballero, A & Sánchez, C. (2016). La copa menstrual, un nuevo método de higiene femenina. https://revistas.unbosque.edu.co/index.php/HEB/article/view/3189 

De Sousa Santos, B. (2013). Descolonizar el saber, reinventar el poder. LOM Ediciones. Santiago de Chile. 

Felitti, K. (2016). El ciclo menstrual en el S XXI. Entre el mercado, la ecología y el poder femenino. Sexualidad, salud y sociedad. Revista Latinoamericana. 22 https://www.scielo.br/j/sess/a/b5f4MBFWhNCnFMStcnzv3Rk/abstract/?lang=es 

Felitti, K. (2017). Cíclica y la copa menstrual argentina Historia, propuestas y desafíos del movimiento Maggacup RevIISE. Revista de Ciencias Sociales y Humanas, vol. 10, núm. 10. Disponible en https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=553559586004 

García, A. (2018). La revolución de la copa menstrual. Tesis de maestría. Barcelona España. Disponible en http://diposit.ub.edu/dspace/bitstream/2445/125417/1/TFM-MIM_Illa.pdf 

Ramírez, M. (2016). Del tabú a la sacralidad: La menstruación en la era del sagrado femenino. Revista Ciencias Sociales y Religión/ Ciências Sociais e Religiã. n. 24, p. 134-152. Disponible en https://www.academia.edu/28463419/DEL_TAB%C3%9A_A_LA_SACRALIDAD_LA_MENSTRUACI%C3%93N_EN_LA_ERA_DEL_SAGRADO_FEMENINO 

Sabogal, J. (2012). Pensamiento, desarrollo y universidad alternativos. Editorial Universidad de Nariño. Pasto, Colombia. 

Sabogal, J. (2012). Ser humano multidimensional. Editorial Universidad de Nariño. Pasto, Colombia. 

Santiago, A. (2009). La globalización del deterioro ambiental.  https://www.redalyc.org/pdf/543/54315984008.pdf 

Svampa, M. (2015). Feminismos del Sur y ecofeminismo. Nueva Sociedad.(256). 127-131. Disponible en https://ri.conicet.gov.ar/bitstream/handle/11336/59641/CONICET_Digital_Nro.ae1a8a01-4be2-4d84-82a7-705e6e38483d_A.pdf?sequence=2&isAllowed=y 

Prado, M. Doncel, W. Mosquera, O & Guarnizo, M. (2020). La copa menstrual, una alternativa de higiene femenina. Revisión de la literatura. 

 

 

 

Keywords (use both uppercase and lowercase letters)

Main author information

NANCY OVIEDO OVIEDO (Colombia) 8506
Scientific production

Co-authors information

Álvaro Darío Dorado Martínez (Colombia) 14713
Scientific production

Status:

Approved