| Eagora

Sign In

Identifier

Event

Language

Presentation type

Topic it belongs to

Subtopic it belongs to

Title of the presentation (use both uppercase and lowercase letters)

Presentation abstract

En el mundo académico y en especial las aulas de clases han abandonado los tajalápices, toda vez que ha sido remplazado, igual que los lápices y los colores, por medios electrónicos modernos, que si bien hacen más fácil las cosas han dejado de lado parte de la magia de descubrir, del placer de conocer investigando (Parra-Rozo, 2011). La invitación en este texto es recobrar en nuestras vidas el sentido de estas sencillas herramientas que aunque fueron guardadas en los cajones de nuestros recuerdos, pueden seguir cumpliendo con la misma función que en nuestra infancia, la de permitirnos trazar y dibujar viajes, creaturas, sueños, aventuras, realidades y aprendizajes nuevos. La educación superior ha sido aquella que forma al individuo en una disciplina, en un arte que se perfila con la dedicación y el ejercicio cotidiano con el fin de prestar un servicio a la sociedad. Esta disciplina ha de ir acompañada de la formación integral  que eleva el individuo a persona. Copiar el modelo de individuos en una sociedad capitalista y de consumo es cómodo para quien está adquiriendo un conocimiento, no requiere de un esfuerzo mayúsculo; el reto es romper el molde. El estudiante que logra apropiar su disciplina como una forma de vida para la familia y la sociedad, donde reconoce que el valor de lo humano es inmensurable, donde advierte en los ojos del otro y en su rostro a una persona que ha de valorar, cuidar y respetar, donde se embarca en los sueños por la construcción de una sociedad justa, equitativa, donde la palabra recobra vida en cada una de sus acciones, es un profesional que ha sido orientado desde las perspectivas (Sandín-Esteban, 2003) de las humanidades nacidas en y para nuestras latitudes (Santos, 2009). Hoy la sociedad nacional e internacional necesita jóvenes capaces de asumir retos, de soñar y apostarle a la felicidad en lo que hacen. Por ello la labor del docente humanista es hacer vibrar cada una de las fibras de los estudiantes para despertar o fortalecer la creatividad, el amor y la vocación del camino profesional que han decidido recorrer. Además, es el promotor de reflexiones y apuestas que desarrollan en los jóvenes la responsabilidad, la ética y el compromiso con el cuidado de su vida, la de sus congéneres y la de su entorno (Boff, 2002). El docente afinará las puntas de los lápices y los colores en su cotidianidad académica donde recobrará valor las puntas caídas porque con ellas logrará sombrear el pliego y le dará relieve al trabajo colectivo. En este sentido los lápices y los colores entregados a una sociedad habrán de desgastarse para, desde sus particularidades, pintar y trazar magníficos paisajes, mejores sociedades diversas incluyentes y cuidadosas de nuestro entorno vital. Por ello dentro del presente ejercicio plantea una metodología que acerca al lector a comprender el valor de las humanidades en la academia en sus propias vidas generando dentro de los discursos rescatados en al triada académica un sentir de las humanidades en el proceso de enseñanza y en el eco de estas en sus vidas las narraciones son aquellas que nos permitirán recrear con los colores la obra de arte a la que estamos prestos a crear recrear y vivir.

Long abstract of your presentation

Keywords (use both uppercase and lowercase letters)

Main author information

carol Sosa Quinetro (Colombia) 13909
Scientific production

Co-authors information

Status:

Approved