Sign In

Identifier

Event

Language

Presentation type

Topic it belongs to

Subtopic it belongs to

Title of the presentation (use both uppercase and lowercase letters)

Presentation abstract

Este trabajo pretende ser una llamada urgente de atención a la humanidad y a todos sus estamentos de que el tiempo, para tomar medidas comprometedoras de forma seria y eficiente, se está acabando. Los compromisos adoptados en la última cumbre de Glasgow no parecen ser muy esperanzadores. Una sociedad que demanda cada vez más recursos sin buscar soluciones urgentes es una sociedad abocada al fracaso. La actual guerra entre Rusia y Ucrania ha puesto de relieve la interdependencia de los combustibles fósiles de muchos países agravando con ello el impacto medioambiental que seguramente se verá recogido en los próximos años. Se exige un mayor compromiso entre todos los países de manera urgente, pero mientras los países más contaminantes sean los más importantes del planeta, se atisban soluciones no definitivas que harán que el planeta se agote poco a poco.

Long abstract of your presentation

Introducción

El economista surcoreano especializado en economía del calentamiento global Hoesung Lee mantuvo que el cambio climático y el desarrollo sostenible son inseparables, para lo cual indicó tres puntos de concordancia:

 

·       El calentamiento global presenta un impacto negativo en la naturaleza y la humanidad que dificulta el avance hacia la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

·       El acuerdo de París muestra una ambiciosa meta de conseguir limitar el aumento de la temperatura del planeta a menos de 2ºC (ideal 1,5ºC) para ayudar a conseguir la mayor parte de los Objetivos.

·       Como resultado de las arriesgadas medidas tomadas contra el cambio climático, las nuevas oportunidades económicas, ambientales y sociales surgidas dependerán de la cooperación internacional, la justicia social y la equidad para desarrollar estrategias de resiliencia.

 

En la última conferencia celebrada en Glasgow, se emplazó a todos los países del mundo, y en especial a los países más contaminantes, a tomar medidas urgentes debido a  que el incremento de las temperaturas tendría un efecto grave en los ecosistemas, la salud humana y la agricultura, lo que dificultaría en mayor medida la erradicación del hambre y la pobreza planteada en los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Se advirtió de que si el calentamiento llegara o sobrepasara los 2º C no sólo no se eliminarían la pobreza y el hambre, sino que sería imposible reducir la desigualdad, no todos tendrían acceso al agua potable y sería imposible proteger los ecosistemas.

Discusión

Si se limitara la temperatura de calentamiento global del planeta a 1,5ºC habría un mayor simbioismo entre el cambio climático y la sostenibilidad del mismo. Esto supondría aproximadamente un 50% menos de personas sin agua y diez millones de personas menos estarían expuestas al aumento del nivel del mar.

 

Por otro lado, se reduciría a la mitad el impacto negativo en varias formas de vida animal y vegetal y se disminuiría en un tercio el riesgo de bajo rendimiento de las cosechas.

 

En general, limitar el calentamiento al objetivo óptimo a corto/medio plazo planteado de 1,5ºC reduciría los riesgos para la diversidad biológica, la salud, los medios de vida, la seguridad alimentaria, la seguridad humana y el crecimiento económico.

 

Sin embargo, las cifras que recoge la empresa Global Carbon Project muestra un aumento exponencial de las emisiones de CO2 debida a los combustibles fósiles desde la época preindustrial. En el año 2020 se emitieron en todo el mundo un total de 34.000 millones de toneladas de CO2 .

Los países con más emisiones de CO2 procedentes de combustibles fósiles en general (carbón, petróleo y gas (procesos industriales y de combustión), el proceso de quema de gas y la fabricación de cemento) fueron China, Estados Unidos e India que representan el 40% del total de las emisiones del planeta. Se ha detectado un incremento considerable en la demanda de gas y un aumento, aunque aún menos significativo, del consumo de cemento.

La humanidad necesita con urgencia lograr la neutralidad del carbono a más tardar en 2050 y esto será posible gracias al avance de la tecnología y las finanzas. Hay que establecer condiciones de mercado donde los precios incluyan los costos sociales de las emisiones contaminantes de manera que las inversiones en energía eficiente y limpia y en opciones que no dejen huella de carbono sean rentables.

 

El planeta, sus personas, sus habitantes, se deberán centrar en lograr un planeta que utilice energías y productos de consumo eficientes y que produzca alimentos de bajas emisiones. Esto hará más fácil limitar el calentamiento a 1,5ºC, lograr sinergias favorables y reducir lo que hay que dar a cambio para conseguir el desarrollo sostenible.

 

Pero para conseguir lo indicado anteriormente, el mundo se debe comprometer con promesas serias y fiables, pero mientras existan los intereses particulares de las grandes potencias, que además son los grandes países emisores de CO2, se ve con cierto pesimismo el poder alcanzar los objetivos planteados.

 

 

Conclusiones

Hasta el momento, las alertas científicas sobre el calentamiento global se han ignorado, y el desarrollo económico mundial se ha ido alimentando del consumo de combustibles fósiles, es decir, gas natural, petróleo y carbón como los más importantes en la liberación de dióxido de carbono que sobrecalienta el planeta cuando son quemados para generar energía.

 

Después de varias décadas de aviso, el mundo se encuentra sometido a una ‘ecoansiedad’ entendida como una frustración antes las alertas emitidas y al consumo de combustibles fósiles de manera desmesurada.

 

La última cumbre de Glasgow finalizó con resultados que se pudieran mejorar, pero la humanidad ya se ha puesto de acuerdo en lo que se debe de hacer de forma rápida, no hay tiempo que perder. El objetivo ha quedado claro, no pasar de 1,5ºC de elevación de la temperatura del planeta para las siguientes dos décadas.

 

Sin embrago, la actual guerra entre la Federación Rusa y Ucrania ha acelerado el encarecimiento de la energía donde los altos costes de los combustibles fósiles están generando importantes tensiones en todo el mundo.

 

La salida a medio plazo sería el desengancharse de la utilización de esos combustibles utilizando energías renovables, principalmente solar y eólica, por ser energías limpias que no emiten gases para producir electricidad. Muchas personas están más preocupadas por los daños sobre la biodiversidad que tiene la energía solar, y sobre todo, la energía eólica. Están muy alarmadas por los impactos paisajísticos y los daños que se puedan ocasionar al turismo rural. Existen colectivos que rechazan los macroproyectos de instalaciones de este tipo de energías porque están impulsados por grandes fondos de inversión y por las compañías eléctricas.

 

No se necesita convencer del uso futuro de la energía solar y eólica porque ya son más rentables, no hace falta convencer del uso del coche eléctrico porque las baterías son cada vez más baratas, pero queda mucho camino por hacer.

 

La Ley de Cambio Climático establece que para 2030, ya a la vuelta de la esquina, el 74% de la electricidad consumida deberá ser producida por renovables.

Bibliografía

[1]  Alenza, J.F. (2007). Cambio climático y energías renovables. Madrid: Civitas Ediciones.

[2]  Brown, R. (2004). Eco-Economía. Ediciones Paidós Ibérica. Brown, Lester R. 2004. Plan B 3.0. Movilizarse para salvar la civilización. Traducción de Gilberto Rincón. Bogotá: Universidad El Bosque.

[3]  Cornish, E. (2004). Futuring: La exploración del futuro, World Future Society, Meryland, U. S. A.

[4]  Isaza, J.F. (2009). Cambio climático de la Tierra: la historia induce hacia la prudencia. En Razón Pública. http://www.razonpublica.org.co/?p=240

[5]   Lomborg, B. (2008). En frío: la guía del ecologista escéptico para el calentamiento global. Madrid: EspasaCalpe.

[6]  Redclift, M. & Woodgate, G., 2002, Sociología del medio ambiente: Una perspectiva internacional, España: Editorial McGraw-Hill/interamericana de España, S.A.U.

[7]  Rodríguez, R., Barriendos, M., Jones, P. D., Martín, J. & Peña, J.C. (2001). Long pressure series for Barcelona (Spain). Daily reconstruction and monthly homogeneization. International Journal of Climatology, nº 21, p. 1.693-1.704.

[8]  Rojas, E. (2006). Educación Ambiental en el Siglo XXI, disponible en www.lunazul.ucaldas.edu.co.

Keywords (use both uppercase and lowercase letters)

Main author information

Gastón Sanglier Contreras (Spain)
Universidad San Pablo CEU (Spain) 5646
Scientific production

Co-authors information

Status:

Approved